Paro cívico de Potosí sin solución, crece la escasez

Escrito por  AGENCIAS/REDACCIÓN CENTRAL Jul 25, 2015

A 19 días del paro general en la ciudad de Potosí, la dirigencia del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) de esta región, se declaró en alerta ante el anuncio de un cerco a Potosí por parte de los Ayllus nortepotosinos. Para ello, realizan vigilias constantes y “esperarán órdenes”.

En tanto, desde La Paz, Comcipo insiste en que se libere a los marchistas detenidos y en una reunión con el presidente Evo Morales para recién establecer el diálogo.  
Comcipo con el apoyo de los mineros se encuentra movilizado desde el 6 de julio en las ciudades de Potosí y La Paz en demanda de atención a un pliego de 26 demandas.
Mientras, la medida de presión llegó a la misma cantidad de días (19) que en 2010; aunque diferencia de entonces, en esta ocasión el conflicto no tiene visos de solución y los bancos, todo el comercio, los colegios, están cerrados y los precios de los productos se han encarecido, aumenta la escasez.
También, todas las salidas carreteras están cerradas, dejando en virtual aislamiento a esa ciudad, y los hospitales ya no tienen, casi, materiales y suministros para trabajar.
“Los cooperativistas mineros, las juntas vecinales y otras organizaciones que nos apoyan vamos a realizar vigilias constantes con fogatas. Vamos a esperar órdenes, mientras tanto nos declaramos en alerta general con toda la población potosina”, dijo a ERBOL el secretario General de Comcipo, Emilio Elías.
A las 10.00 horas del jueves, un grupo de dirigentes de los Ayllus de Norte Potosí dio un plazo de 24 horas a Comcipo para que acepte dialogar con los ministros de Estado y suspenda sus medidas de presión. En caso de que la dirigencia cívica desobedezca este mandato, los nortepotosinos aseguraron que cercarían la ciudad de Potosí.

Condiciones para el diálogo
Por otro lado, los dirigentes de Comcipo se mantienen firmes en insistir que el presidente Evo Morales se reúna con ellos en una mesa de diálogo y que suscriba los acuerdos entre ambas partes.
También exigen la libertad de los cuatro marchistas que fueron enviados al penal de San Pedro por los hechos violentos del pasado miércoles.
“Hemos sido bien claros con el Gobierno, estamos pidiendo la liberación de nuestros compañeros, mientras no se cumpla con eso, no vamos a ir al diálogo (…)”, dijo el dirigente.
Con miras al diálogo
Sin embargo, pese a las diferencias, los dirigentes de Comcipo se reunieron el viernes en horas de la mañana con el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, para pedir la liberación de los detenidos con miras a iniciar el diálogo con los ministros de estado, pero no se concretó ninguna reunión oficial.
Una comitiva de al menos 11 dirigentes de Comcipo visitó al Viceministro para explicarle sobre los dirigentes detenidos y heridos.