El  laboratorio móvil es otro bien costoso que adquirió la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS) pero que no usa. Además hay dudas sobre su costo, por ello las autoridades facultativas y estudiantes reclaman una auditoría.