Ex presidente de Cataluña es detenido en suelo alemán

Escrito por  Madrid / PL Mar 26, 2018

El ex presidente de Cataluña Carles Puigdemont, sobre quien pesa una orden internacional de detención y entrega expedida por España, fue retenido el domingo por la policía alemana, confirmó su abogado, Jaume Alonso-Cuevillas.

Abogado
En un escrito publicado en la red social Twitter, Alonso-Cuevillas confirmó este domingo que el líder independentista fue detenido en Alemania cuando intentaba cruzar la frontera desde Dinamarca para retornar a Bélgica. El letrado explicó que el ex mandatario de la Generalitat (autogobierno catalán) volvía a Bruselas para ‘ponerse, como siempre, a disposición de la justicia belga’, y que su defensa jurídica en ese país europeo ya está activada.
Puigdemont regresaba a su residencia en la localidad belga de Waterloo en un vehículo desde Finlandia, adonde viajó el pasado jueves para impartir una conferencia en la Universidad de Helsinki y donde le sorprendió la solicitud de arresto.
A través de Twitter, el abogado explicó que el trato dispensado a su cliente por los agentes alemanes ha sido ‘correcto en todo momento’.
Madrid activó el pasado viernes la orden de detención europea e internacional contra el otrora gobernante y otros políticos acusados de rebelión por su participación en la organización de un referendo sobre la secesión de Cataluña, el 1 de octubre de 2017.
Además del cesado presidente, el Tribunal Supremo de España dictó órdenes de arresto contra Antoni Comín, Meritxell Serret, Lluís Puig y Clara Ponsatí, antiguos consejeros (ministros regionales) del defenestrado ejecutivo de la próspera comunidad autónoma.
El Supremo procesó al líder depuesto y a otras 12 figuras del independentismo por un delito de rebelión, castigado con hasta 30 años de prisión, debido al plan separatista que culmino el 27 de octubre con la proclamación unilateral de la República catalana.
La Audiencia Nacional española expidió en noviembre último una euroorden contra Puigdemont y los cuatro ex consejeros en Bruselas.
Sin embargo, el Supremo la retiró al asumir la causa para evitar que la justicia belga los extraditara por delitos menores al no contemplar el de rebelión.