Petro busca alianzas para alcanzar la presidencia

Escrito por  BOGOTÁ / Reuters Mar 13, 2018

El candidato presidencial izquierdista de Colombia Gustavo Petro, empatado con su rival de la derecha al frente de las encuestas, comenzó el lunes a coquetear con posibles alianzas para las elecciones de mayo en busca de vencer al aceitado aparato conservador.

El ex alcalde de Bogotá invitó a dialogar al candidato independiente Sergio Fajardo y al del Partido Liberal, Humberto de la Calle, un político de centro que tiene el apoyo de un sector de la izquierda, que nunca ha gobernado a la conservadora sociedad colombiana.
“Es hora de sentarse a la unidad democrática en Colombia. Lo que está en juego no es cualquier cosa”, declaró. “Personas como Sergio Fajardo y Humberto de la Calle deben contemplar la opción de una conversación y una confluencia democrática hacia un programa común”.
Petro debe movilizar más seguidores y fuerzas si quiere tener la oportunidad de ganar la presidencia, tras la consulta no obligatoria del domingo que lo consagró como candidato de la izquierda pero con 1,18 millones de votos menos que el ganador de la derecha, el senador Iván Duque.
Sin embargo, el independiente Fajardo, un académico que fue alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia, descartó una posible alianza: “Nosotros no hacemos parte de la polarización”, dijo refiriéndose a lo que representa el candidato de izquierda.
Colombia está dividida entre quienes apoyan la llegada a la política de la antigua guerrilla izquierdista de las FARC tras un acuerdo de paz en 2016, y los más conservadores que quieren ver a los excombatientes tras las rejas por haber sido coprotagonistas en un conflicto que ha dejado 220.000 muertos en cinco décadas.
Petro es un político de carrera, en su juventud fue miembro de la desmovilizada guerrilla del M-19 y es la cara más visible de la izquierda en el país. El economista de 57 años ganó con comodidad la candidatura en la consulta con 2,84 millones de votos, pero su coalición en el Senado sólo obtuvo cuatro curules y dos en la Cámara de representantes.
“Petro logra aglutinar la izquierda, pero no lo suficiente, no logra expandirse más allá de la izquierda y para pasar a la segunda vuelta necesita entre 3,5 millones y cuatro millones de votos, está un poco lejos”, dijo el analista Ariel Ávila.
En las encuestas previas a las consultas y las elecciones legislativas del domingo, Petro aparecía como favorito junto a Duque, que tiene el apoyo del ex presidente Álvaro Uribe.
Si ningún candidato obtiene más del 50 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales del 27 de mayo, se deberá realizar una segunda vuelta en junio entre los dos primeros.

Inquietud de inversionistas
Como en otros países, los inversores se sienten inquietos con la posibilidad de que un izquierdista gane la presidencia. Los rivales de Petro han buscado vincularlo al modelo socialista de Venezuela.
Una de sus propuestas es subir impuestos a los propietarios de grandes extensiones de tierras improductivas para obligarlos a vender y luego entregarlas a los que menos tienen para aumentar la producción agrícola, en un esquema de “economía social” que aspira a terminar con la dependencia de la producción y la exportación de petróleo y del carbón.
Del otro lado, Duque, un abogado de 41 años, propone reducir el déficit fiscal y bajar impuestos a las empresas para impulsar la economía. Su partido, Centro Democrático, será la primera fuerza política en el Senado con 19 curules y la segunda en la Cámara de Representantes con 32 bancas.
“La abrumadora diferencia en la consulta frente a la derecha deja el proyecto e izquierda debilitado sumado a que a Petro se identifica con el modelo venezolano”, dijo el analista Vicente Torrijos, que dijo que la maquinaria del partido de Duque y de otros de la derecha podría ser decisiva para los comicios.
“Las cifras respaldan a Duque de una manera abrumadora”, afirmó Torrijos.