Irak lanza asalto final para recuperar distrito de Mosul

Escrito por  MOSUL / Reuters Jun 19, 2017

Fuerzas militares de Irak iniciaron el domingo una ofensiva para irrumpir en el distrito antiguo de Mosul, en un operativo que esperan sea el último de su campaña de ocho meses para recuperar el área de manos del grupo extremista Estado Islámico.

El histórico distrito es, junto a un pequeño barrio hacia el norte, el último en seguir bajo control de los militantes en la ciudad, que fue utilizada como su capital en Irak. Se trata de una zona densamente poblada de estrechos callejones donde los combates a menudo se realizan casa por casa. El Ejército iraquí estima que el número de combatientes del grupo insurgente es de no más de 300, una cifra ínfima frente a los 6.000 que había en la ciudad cuando comenzaron las batallas por Mosul en octubre.
“Este será un momento aterrador para cerca de 100.000 personas que aún están atrapadas en la ciudad antigua de Mosul (...) ahora se arriesgan a quedar en el medio de los feroces enfrentamientos que están por venir”, dijo el Comité Internacional de Rescate (IRC) en un comunicado.
Alrededor de 100.000 civiles permanecen atrapados en condiciones deplorables, con poca comida, agua y medicinas y un acceso limitado a centros de salud, de acuerdo a la ONU.
“Este es el capítulo final” en la ofensiva para recuperar Mosul, dijo el teniente general Abdul Ghani al-Assadi, comandante del Servicio de Contraterrorismo (CTS por sus siglas en inglés), una unidad de elite del Ejército de Irak que está encabezando el operativo.
Varios ataques aéreos registrados durante el día impactaron un complejo médico situado justo al norte del distrito antiguo, junto a la orilla oeste del Río Tigris, dijo un reportero de Reuters.
El jefe de las fuerzas de seguridad de EI en el distrito antiguo de Mosul, Kanaan Jiyad Abdullah aka Abu Amna, murió en enfrentamientos durante la mañana, dijo a Reuters Hisham al-Hashimi, un asesor de varios gobiernos de Oriente Medio en torno al grupo insurgente.
El Gobierno de Irak inicialmente esperaba tomar control de Mosul para fines del 2016, pero la campaña se extendió porque los militantes se ocultaron en medio de poblaciones de civiles para responder a la ofensiva.

Lo más leído hoy