Protesta pidiendo libertad de prensa. Protesta pidiendo libertad de prensa. INFOBAE.COM

El devastador informe del IPI sobre la libertad de prensa en Turquía a un día de los comicios

Escrito por  INFOBAE.COM Oct 31, 2015

El Instituto Internacional de Prensa (IPI, por sus siglas en inlglés), acaba de publicar un devastador informe elaborado por una coalición internacional por la Libertad de Expresión en una misión de Emergencia en Turquía.

El reporte alerta sobre una aumento de las presiones sobre los medios de comunicación en el periodo entre las elecciones parlamentarias de junio y los comicios del domingo 1 de noviembre.

La situación ha impactado sobre las posibilidades de los periodistas locales y los extranjeros en el país de informar sobre temas de interés público, y es probable que esto tenga "un impacto significativo y negativo sobre los votantes para que éstos reciban y compartan la información necesaria, con su consecuente efecto sobre la democracia turca", advierte el documento.

A lo largo de diez apartados, los participantes de la misión ofrecen detalles del estado de situación de las principales áreas de preocupación, que ya habían sido establecidas en un encuentro la semana pasada. Entre otros, el informe se detiene en los capítulos de "impunidad", "legislación antiterrorista", "propiedad de los medios y control", "detenciones y deportaciones".

Además, el documento posee una evaluación del grado en el que las autoridades turcas han escuchado un informe del IPI de seis meses atrás, titulado "Democracia en riesgo, Reporte especial del IPI, 2015". Allí se concluye que el gobierno ha fallado de forma significativa en tomar las medidas necesarias para evitar los atropellos a la libertad de expresión.

"Las presiones contra la prensa han continuado incrementándose después de que manifestamos nuestra profunda preocupación", en lo relativo al impacto sobre las elecciones del 1 de noviembre, explica Steven M. Ellis, el director de Promoción y Comunicaciones del IPI. "Volvimos a insistir en que cesen los esfuerzos para ocultar y evitar que los periodistas en el país informen a la ciudadanía sobre las elecciones", agregó.

El cierre de televisiones, el bloqueo de diarios digitales y la confiscación de revistas sólo son una parte de la persecución que, según editores y periodistas turcos, atraviesa en estos momentos la libertad de expresión en el país euroasiático.

Del otro lado, los trabajadores de los medios de comunicación también sufren las atrocidades de grupos terroristas que operan en el país, como el Estado Islámico (ISIS). El viernes 30, a sólo dos días de los comicios generales, fueron hallados decapitados el activista-periodista Ibrahim Abdelkader y su amigo Fares Hamadi en el domicilio de este último en Sanliurfa.

El viernes, el IPI había participado además de una carta abierta al presidente, Recep Tayyip Erdogan, en la los principales medios internacionales expresaron su profunda inquietud por el deterioro de la libertad de prensa en el país en vísperas de las elecciones legislativas del domingo.

En la carta se enumeraban una serie de ataques a periodistas y publicaciones en los dos últimos meses, entre los que se incluyen dos ataques a las oficinas del periódico Hurriyet; una agresión física al conocido periodista Ahmet Hakan Coskun; la intervención del grupo Koza Ipek Media esta semana, la detención de tres informadores que trabajan para VICE News (entre ellos, Mohammed Ismael Rasool, aún en la cárcel), así como actuaciones de la Fiscalía y otros arrestos.

La misión cuyo informe fue publicado hoy estuvo conformada por representantes de ocho organizaciones líderes en materia de libertad de prensa y de grupos por la libertad de expresión, que inluyó al IPI, al Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, en inglés), Reporteros sin Fronteras (RSF), la Federación Internacional de Periodistas, la Federación Europea de Periodistas, entre otras. Los delegados, a su vez, estuvieron acompañados de la Unión de Periodistas de Turquía, y el Comité Nacional del IPI en Turquía.

Según un artículo del diario El País, Turquía es un Estado signatario de la Convención Europea de Derechos Humanos y el Acuerdo Internacional de Derechos Políticos y Civiles. La Constitución turca de 1982 incorpora estos derechos y los hace extensivos a sus ciudadanos. Como consecuencia de esto, todas las instituciones del Estado turco tienen la obligación de respetar e implementar el derecho a la libertad de expresión.

Lo más leído hoy