Políticos chilenos acusados por delitos tributarios

Escrito por  SANTIAGO -Reuters Jun 23, 2015

La justicia chilena abrió el lunes una investigación en contra de parlamentarios y políticos conservadores por delitos tributarios, mientras el Gobierno envió un proyecto al Congreso para una mayor transparencia y probidad de los partidos políticos.

La investigación fue acogida tras una presentación de la fiscalía en contra de cuatro militantes de la Unión Demócrata Independiente (UDI), el partido más cercano al ex dictador Augusto Pinochet, aunque a ninguno de los congresistas se le despojó de su fuero parlamentario.
La justicia abrió procesos al diputado Felipe De Mussy, el senador Iván Moreira, el ex alcalde Pablo Zalaquett y el ex presidente de la UDI Jovino Novoa por desvíos de dinero de empresas a sus campañas electorales.
En el caso de Novoa, muy cercano al ex dictador Pinochet, el persecutor solicitó el arresto domiciliario total debido a delitos reiterados para financiar campañas electorales.
En las afueras del centro de justicia, detractores de los políticos protestaron y chocaron con la policía, que disolvió las manifestaciones.
En paralelo a este proceso, la presidenta chilena Michelle Bachelet anunció en una ceremonia en el palacio presidencial el envío de un proyecto para mejorar el funcionamiento de los partidos políticos en el país.
“Estamos actuando para fortalecerlos en su funcionamiento (...) al incorporar deberes de transparencia a los partidos, con las consecuentes responsabilidades. Establece una declaración anual de intereses y patrimonio”, dijo Bachelet en la presentación del proyecto.
Esta iniciativa se enmarca dentro de un paquete de medidas que impulsa Bachelet para corregir el funcionamiento de los partidos políticos y frenar casos de corrupción, cohecho y tráficos de influencias que han golpeado también al propio Gobierno.
El procesamiento en contra de los políticos se enmarca dentro de una investigación más amplia en contra del grupo financiero Penta y el productor de fertilizantes SQM por desvíos de fondos a campañas electorales.