Alarcón afirma que la represa Cambarí está sólo identificada

Escrito por  Redacción Central/ANF Nov 02, 2017

El Ministro de Energía Rafael Alarcón confirmó ayer que el proyecto de la represa de Cambarí, en el corazón de la Reserva Nacional de Flora y Fauna de Tariquía es “un proyecto identificado”, pero evitó dar un plazo seguro de implementación. El proyecto forma parte del catálogo de estudios de preinversión contemplado por la subsidiaria de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), Ende –Vallehermoso.

La Agencia de Noticias Fides recogió que consultado si era evidente que se pretende construir una hidroeléctrica en el núcleo de la Reserva de Flora y Fauna Tariquía, el titular de Energía respondió: “en estudios tenemos varios proyectos, en Tariquía no tenemos”.
Ante la insistencia de conocer la fase del proyecto, pues la página oficial de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) contempla esta hidroeléctrica, Alarcón respondió de manera escueta “es un proyecto identificado”.
ENDE a través de su página señala que Cambarí se encuentra en la fase de preinversión. El proyecto hidroeléctrico estima la generación de 93 megavatios (Mw) de potencia con una inversión de 274 millones de dólares. Según la ficha técnica de la estatal eléctrica, el inicio de la construcción de la presa estaba previsto para marzo de este año y su conclusión para diciembre de 2020.
La “amenaza” sobre Tariquía del proyecto Cambarí ya pilló de improviso a los vecinos de la Reserva en enero, cuando este medio publicó la información, ya que desconocían su avance. La “amenaza” se suma a la intención de ultimar la exploración de hidrocarburos para proceder a su explotación en el corto plazo, un proyecto que mantiene vigente el Ministerio de Hidrocarburos pese a la oposición social.
El Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB) a través de su investigador Óscar Campanini advirtió en un reciente estudio, que la hidroeléctrica Cambarí, priorizada entre los proyectos a ejecutarse en el quinquenio 2016-2020, será construida en el núcleo de la Reserva de Flora y Fauna Tariquía, afectada actualmente con tareas de exploración hidrocarburífera. Los impactos que se prevén estarán en la biodiversidad.
“Las actividades extractivas no vienen solas; una abre el camino y las otras se sirven de todas estas inversiones en infraestructura, lo primero en Tariquía es con hidrocarburos, está empezando a entrar con sísmicas, abren sendas que se van convirtiendo en caminos, hay algunos pozos que requieren otras infraestructuras”, aseveró.

Una larga historia
La represa Cambarí es un viejo proyecto de la dictadura banzerista, pues en 1973 fue diseñado junto a otros 13 a desarrollarse en la cuenca del Bermejo por la Organización de Estados Americanos.
Posteriormente en 1995 Bolivia y Argentina firmaron el Acuerdo de Oran por el cual establecieron el marco del aprovechamiento múltiple de la Alta Cuenca del Río Bermejo y Río Tarija y se priorizaron tres presas: Las Pavas, Arrayazal y Cambarí.
“El 2002 el proyecto resurge priorizando Cambarí por los bajos impactos sociales, pero no considera los serios impactos sobre la biodiversidad (…). Lo preocupante con Cambarí es que se encuentra justo en la zona núcleo de la Reserva Tariquía, si bien el área de inundación no es tan grande o impactante como los casos El Chepete-Bala o Rositas, lo preocupante es que sus impactos serán intensos en la biodiversidad en la zona más importante en conservación”, señaló.
El 2005 por la Ley 3042 se priorizó el proyecto Cambarí en el marco de un acuerdo bilateral. El investigador mencionó que el área que pretende ser afectado con la hidroeléctrica es una zona de transición de corredores de biodiversidad que vincula los ecosistemas de Bolivia y Argentina. La oposición en Argentina hizo que se desestimara, pero Bolivia lo ha vuelto a reponer en su agenda para convertirse en centro energético.
La planificación publicada en el sitio web de ENDE Vallheremoso indicaba que el estudio a diseño final estaría listo para septiembre de 2017 y se estimaba invertir más de 1.600 millones de bolivianos. Según Alarcón, el proyecto no ha avanzado.

Lo más leído hoy