La Nintendo Switch está arrasando: se vendieron alrededor de 2,9 millones de consolas hasta septiembre, lo cual suma 7,63 millones en total desde su lanzamiento en marzo. A diferencia de su predecesora, la Wii U, este equipo ya puede considerarse un éxito. A tal punto que las acciones de Nintendo subieron casi al doble desde que salió a la venta la consola. La compañía estima una utilidad de 1.060 millones de dólares para marzo de 2018. Un número que casi duplica las estimaciones de hace tres meses.

El viernes se lanzó al mercado la Nintendo Switch y arrasó en Estados Unidos. Las ventas del fin de semana superaron las de la consola Wii U, según aseguró Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo of America en diálogo con The Wall Street Journal.