Violó a la hija de su amigo y le dieron 20 años de cárcel

Escrito por  RUBEN MONTAÑO / EL PAÍS EN Feb 22, 2018

Ceferino Solís de 30 años, fue condenado el pasado lunes a 20 años de presidio por haber violado a una menor de 13 años en un motel de la ciudad de Yacuiba. Tras el juicio realizado el sentenciado fue trasladado a la cárcel de El Palmar para cumplir su condena.

La fiscal de materia, Sonia Torrejón, detalló el caso y dijo que en 2016 Solís habría conocido a la adolescente de 13 años a través de su amigo, quien era el padre de la menor. De esta manera consiguió el numero de celular y empezó a pretenderla. Luego de varias invitaciones la menor aceptó salir de paseo con Solís y a tanta insistencia luego aceptó mantener un noviazgo con el amigo de su padre.
Posteriormente, el pasado 31 de octubre del mismo año, la menor aceptó tener relaciones sexuales con Solís en un motel de la ciudad de Yacuiba. Luego de lo sucedido la menor contó lo que había pasado a una prima y ésta se lo contó a la madre de la menor.
Al tener conocimiento del hecho, la madre puso la denuncia ante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), luego de que el Ministerio Público emitiera la imputación para el agresor, éste fue aprehendido el 29 de diciembre. Luego de ser cautelado fue enviado con detención preventiva a la cárcel de El Palmar.
Posteriormente el Ministerio Público realizó la etapa de investigación en la cual, se realizaron diferentes pericias, entre ellas la pericia psicológica, el examen médico forense, el cual confirmaba que la menor presentaba signos de haber mantenido relaciones sexuales, así como también fue fundamental la declaración de la víctima, por lo que con todo eso la institución presentó la acusación para Solís por el delito de “violación a infante niña, niño y adolescente”.
El pasado 8 de febrero del 2018, inició el juicio oral público y contradictorio para el acusado, en el cual los jueces del juzgado de sentencia de la ciudad de Yacuiba, determinaron condenar al Solís con 20 años de privación de libertad, a cumplir en la cárcel de El Palmar. Al respecto al fiscal manifestó que la pena privativa para este delito es de 20 a 25 años, empero el imputado al no tener antecedentes se benefició con la sentencia mínima.