Domingo, 19 Noviembre 2017

Niegan libertad al “negro” por su prontuario delictivo

Escrito por  RUBEN MONTAÑO/ EL PAÍS EN Oct 18, 2017

Ayer al promediar las once de la mañana se realizó una audiencia para una persona imputada por el delito de robo agravado, la misma aceptó su culpabilidad

y decidió someterse a un proceso abreviado de tres años. Sin embargo, el juez negó la solicitud, pues el Ministerio Público no pudo explicar que sucedió con procesos anteriores que tiene pendiente el imputado.
El abogado de las víctimas, Julio Soto, manifestó que el juez actuó de manera correcta, ya que el imputado Hugo Miranda Silva de 38 años, alias el “Negro”cuenta con un amplio prontuario delictivo como ser: conducir en estado de ebriedad en la ciudad de La Paz en el año 2007 y dos antecedentes por robo agravado, uno de ellos el 2 de septiembre del año 2016 y el segundo el 18 de agosto del mismo año.
Pero también tiene antecedentesen la ciudad de El Alto por robo agravado, delito registrado el 21 de agosto del año 2016 y finalmente en el departamento de Santa Cruz por tentativa de allanamiento a un domicilio en noviembre de 2016.
Se negó el proceso abreviado ante el hecho de que el Ministerio Público no pudo demostrar en qué estado se encontrarían estos procesos pendientes y así también no supo explicar en qué estado se encontraría la investigación sobre el cómplice del imputado, quien se dio a la fuga el día del robo.
“Es una negligencia por parte del Ministerio Público sabiendo que es un hecho de relevancia que afecta a la población, la institución no realizó la investigación como lo establece el procedimiento”, manifestó Soto.

El hecho
El pasado 23 de agosto, dos sujetos con la ayuda de una pata de cabra ingresaron a un domicilio en el barrio Tabladita, minutos después mientras procedían a sustraer los objetos de valor, fueron sorprendidos por los dueños, quienes trataron de detenerlos, logrando así poder reducir a uno de ellos, mientras que el segundo se dio a la fuga.
Durante la aprehensión la Policía encontró una mochila con herramientas para cometer los robos como una pata de cabra, un destornillador y gas en spray de uso policial.