Abandonó a bebé para ir de fiesta y murió carbonizado

Escrito por  DyN Feb 17, 2017

Una mujer fue detenida ayer en esta capital acusada de haber abandonado a sus tres hijos para ir a una fiesta y encerrarlos en su casa de la localidad de Los Hornos con una vela prendida, 

que ocasionó un incendio en el que murió uno de los niños.

La detención, solicitada por el fiscal platense Marcelo Romero y ordenada por el juez de Garantías, Pablo Raele, recayó sobre Ailén Romina Cepeda, de 20 años, quien fue apresada la tarde de ayer por personal de la DDI La Plata y será interrogada hoy viernes.

Cepeda, quien fue detenida por personal de la DDI La Plata en una vivienda ubicada en las calles 52 entre 143 y 144, está imputada de “abandono de persona doblemente calificado seguido de muerte y por el vínculo”.

Madrugada

El caso ocurrió el domingo pasado a la madrugada en una precaria vivienda ubicada en las calles 146 entre 52 y 54 de la localidad platense de Los Hornos, donde vivía Cepeda junto a sus tres hijos, una niña de 5 años y dos niños de 3 y 1 año.

Según el expediente judicial, Cepeda salió esa noche a una fiesta y dejó a sus hijos encerrados, “abandonándolos a su suerte, dejando encendida una vela lo que provocó el incendio de la vivienda y la ulterior muerte del niño de un año, Braian Cepeda”.

Una fuente policial manifestó a esta agencia que “la casa estaba cerrada con candado desde afuera” y que Cepeda le dijo a los policías que “había salido unos minutos hasta la esquina para hablar con un conocido”, versión que luego fue desmentida.

El incendio se produjo entre las tres y cuatro de la mañana y a los pocos minutos llegó al lugar la ex pareja de Cepeda, quien al intentar ingresar a la vivienda escuchó el llanto de sus hijos, quienes habían logrado salir por sus propios medios.

Sin embargo, dentro quedó el niño de 1 año, quien fue hallado calcinado luego por los bomberos tras apagar las llamas.

Para disponer la detención de Cepeda el fiscal recogió los testimonios de vecinos, que coincidieron en que “era común verlos (a los niños) durante el día sin el acompañamiento de un mayor y en condiciones deplorables”.

Asimismo, tomó como prueba del abandono la declaración del organizador de la fiesta, quien confirmó que la mujer estuvo esa noche en ese lugar, y una publicación que la mujer realizó en su cuenta de Facebook a las 3 de la mañana, que decía “a todo ritmo que la cuenten como quieran”.

“Valoro como indicio imputativo la publicación realizada por la encartada en la red social Facebook en su perfil y que se encuentra ilustrada”, indicó el fiscal en la orden de detención.

En ese sentido, sostuvo que “la imputada reviste el rol de madre de los niños y que la conducta mínima esperada de dicho rol es que provea de cuidados y protección básicos a sus hijos, toda vez que ella tenía la guarda y vivía con sus hijos”.

“Sin embargo, lejos de ello, la encausada sistemáticamente hacía abandono de sus hijos, dejándolos de manera reiterada, solos a su suerte, con fines de esparcimiento y diversión propios, creando un riesgo de tal magnitud que era lógicamente previsible”, concluyó.