Prevención y Consejos: Campaña quiere derribar idea de que mujeres son “culpables” de abusos

Escrito por  THISDOESNTMEANYES.COM Abr 28, 2015

Pese a la eterna lucha para erradicar la idea, un número no menor de personas insiste en que ellas buscarían ser abusadas por cómo se visten. Un nuevo movimiento quiere dar una nueva lucha para eliminar ese pensamiento.

El movimiento londinense ha capturado a 200 mujeres, cuyos rostros ya son parte de la iniciativa.
 “Una falda corta no es un ‘sí’, labios rojos no son un ‘sí’, un guiño no es un ‘sí’, bailar un lento no es un ‘sí’, caminar juntos a la casa no es un ‘sí’, un trago en mi casa no es un ‘sí’, un beso en el sofá no es un ‘sí’, lo que visto y cómo me comporto no son invitaciones”; así es el manifiesto de un movimiento que pretende hacer un nuevo intento por erradicar la idea de que son las mujeres las que se exponen a ser abusadas.
Bajo el hashtag de #ThisDoesn’tMeanYes (esto no significa un ‘sí’), Rape Crisis London (un centro de apoyo para víctimas de violaciones y abusos sexuales), difundió su campaña por erradicar el prejuicio de que, según lo que una mujer vista, está buscando ser abusada, y realizó un llamado animando a más mujeres a que subieran sus imágenes usando la frase publicitada.
De momento, el movimiento londinense ha capturado a 200 mujeres, cuyos rostros ya son parte de la iniciativa, en cuya página web, (Thisdoesntmeanyes.com), recalcan lo absurdo que resulta culpar a una mujer del ataque realizado por su victimario.
“Hay un mito que rodea a las mujeres, un mito que las envuelve; las mujeres que visten o se comportan de manera insinuante, mujeres que son extrovertidas o que actúan provocativamente, mujeres que flirtean o discuten abiertamente temas de sexo, estarían buscan sexo”, se continúa leyendo en el manifiesto del movimiento.
“Esta es una mentira insidiosa y necesita ser erradicada. Todas las mujeres tienen el derecho a la libertad de expresión, y ninguna mujer merece ser violada por ello. Nadie debiera ser capaz de culpar de una violación a una falta corta. Una falta corta no puede hablar, no puede decir ‘sí’”. Para la campaña, el único “sí” de una mujer es el que se dice claramente, activamente, y consentidamente.

Lo más leído hoy