Prevención y Consejos: Cómo prevenir la enfermedad de Chagas

Escrito por  WWW.MSAL.GOV Abr 19, 2015

El Chagas es una enfermedad que puede afectar el corazón o el sistema digestivo. Una de las principales vías de transmisión es a través de picaduras de vinchucas o chinches infectadas.

Se trata de una infección parasitaria, sistémica y crónica que se contagia por medio de excretas de insectos triatomínos contaminadas por el parásito; por vía la transfusional (hemoderivados); de madre-hijo; y a través de la ingesta de alimentos contaminados. Está causada por el protozoario ‘Trypanosoma cruzi’, predominante en las zonas más pobres de Bolivia, Argentina, Brasil, Paraguay y México.
La mortalidad no es muy elevada ya que el 70 por ciento de los pacientes no la desarrollan y, del 30 por ciento que sí, el 20 por ciento padece problemas cardiovasculares que, en ocasiones, pueden provocar la muerte, y el 10 por ciento problemas digestivos.
Las vinchucas viven principalmente en las áreas rurales de las regiones de clima cálido y seco, pero también se las puede encontrar en zonas frías. Buscan habitar junto al hombre y los animales domésticos para tener cerca su fuente de alimento: anidan en las casas con paredes sin revoque, techos de paja y en lugares como gallineros, corrales y depósitos.
Durante el día se esconden, ya que evitan la luz. Suelen encontrarse en los agujeros de las paredes, en el techo, entre las cosas amontonadas sobre el suelo, debajo de los colchones, las camas, detrás de cosas colgadas en la pared, y en los lugares donde duermen los animales domésticos.
Para prevenir la enfermedad en zonas en las que existen vinchucas, lo mejor es erradicar estos insectos de las viviendas y sus alrededores.
Para lograrlo, es importante:
Revisar frecuentemente las viviendas y sus alrededores. Las vinchucas dejan manchas de materia fecal en las paredes que son claramente identificables.
Mantener lo más ordenada posible la casa y sus alrededores.
Ventilar las camas.
Limpiar detrás de muebles y objetos colgados de las paredes.
Mover y revisar las cosas amontonadas lo más frecuentemente posible.
Evitar que los animales (como por ejemplo: perros, gatos, chanchos o gallinas) duerman dentro de la casa.
Tapar las grietas y los agujeros de las paredes y techos.
Construir los corrales con alambre o palo a pique, y no con enramada. Si ello no es posible, cambiar la enramada al menos una vez al año.
Instalar los gallineros, corrales y palomares lo más lejos posible de la vivienda.
Ante la presencia de vinchucas, es importante agarrarlas con un guante -con cuidado de no aplastarlas- y transportarlas en un frasco o bolsa con ventilación a la autoridad municipal, para solicitar el rociado de la vivienda y permitir el análisis del insecto.

Lo más leído hoy