Desde las 17.00 horas en el entorno del Mercado Campesino de Tarija, el Movimiento Al Socialismo (MAS), a convocatoria de la Federación de Campesinos de Tarija se reune para rechazar los resultados del referéndum celebrado un año atrás y en el que el presidente Evo Morales junto a su vicepresidente Álvaro García Linera, perdieron la oportunidad de volver a ser candidatos en 2019 al no aceptarse la modificación al texto constitucional. El resultado reñido (51%) y el escándalo que supuso la coincidencia en la campaña de la aparición de Gabriela Zapata y el supuesto tráfico de influencias con la empresa china CAMC, que para el MAS ha quedado desacreditado, ha motivado la realización de la marcha, pidiendo a los poderes públicos buscar otras vías que garanticen la presencia de Morales en las elecciones de 2019.

El alcalde de Tarija, Rodrigo Paz, aseguró el miércoles, en la ciudad de La Paz, que esa región al sur del país no organiza nada para el 21 de febrero ni a favor ni en contra.

Vladimir Machicado que se dice activista por el no a la repostulación llegó a la plaza Murillo disfrazado y un grupo de jovenes del MAS criticó su campaña.

El TSE rechazó la iniciativa de la dirección departamental del MAS de Santa Cruz que pedía libros para la recolección de firmas y recordó que esa debe ser una iniciativa ciudadana.

Los productores plantean que el tratamiento de la ley de coca se postergue hasta que haya un nuevo gobierno, porque el presidente Morales es juez y parte en la problemática.

Leonardo Loza dijo estar seguro que en el mes de enero el Presidente evaluará a su equipo de trabajo. Los campesinos e interculturales manifestaron que varios ministros no trabajaron a la altura de las necesidades.

La nueva dirección nacional del MAS maneja como argumento que la victoria del "No" contra la reforma constitucional se sustentó en "mentiras" por el caso "Morales-Zapata".

De activarse la iniciativa popular para convocar a referendo destinado a rehabilitar la cuarta candidatura presidencial de Evo Morales, el MAS necesitará reunir 1.3 millones de firmas equivalente al 20% del padrón electoral, que según el Tribunal Supremo Electoral consta de  6.502.103 personas que fueron habilitadas para el referendo del 21 de febrero.

El IX congreso del Movimiento Al Socialismo (MAS), del presidente Evo Morales, se clausuró pasado el mediodía del sábado en la ciudad de Montero, a 100 km de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, horas después de que la plenaria del mayor partido de la historia política boliviana planteara una nueva postulación de su líder a la Presidencia de Bolivia en las elecciones de fines de 2019.

El vicepresidente sostuvo que existen varias "opciones constitucionales” que permitirían al primer Mandatario postular a un cuarto periodo presidencial de forma continua.