Viernes, 08 Marzo 2013 02:29

Cambiaron ubicación de Materno Infantil y diseño final “está en el limbo”

El hospital Materno Infantil, cuya fecha de contrato data del 9 de marzo de 2012, está paralizado desde mediados de enero de 2013 por deficiencias en su diseño final; empero, el problema parece ser más profundo que eso.

Ayer, en una reunión interinstitucional para analizar este conflicto, se reveló que el diseño final con el que la Gobernación efectuó la licitación de dicha obra es imposible de ejecutarse por el simple hecho de que éste no fue calculado en el terreno donde actualmente se prevé la construcción del Materno Infantil.  
El superintendente de la obra, José Gustavo Zamora, dijo que la construcción inicialmente estuvo diseñada y estudiada para ser edificada en la calle Santa Cruz, pero por razones que, según Zamora, deben ser explicadas por quienes ordenaron el cambio, la construcción fue trasladada al barrio Tres de Mayo. “Es un terreno al que no se le ha hecho los estudios geotécnicos de suelo”, dijo.
Zamora añadió que este aspecto deja “en el limbo” el diseño final, por lo cual el contratista de la obra solicita que se le conceda el llamado “pliego modificatorio” que, en términos comprensibles, se origina debido a que la empresa detectó diferencias estructurales en las formaciones geológicas del terreno.  
De esta manera, Zamora explicó que el diseño final es deficiente y es muy necesario complementarlo, sin embargo, aclaró que  esa complementación sumará tiempo adicional a la obra, como también cambio de presupuesto. En este punto aclaró que la norma misma no contempla el reajuste de precios, lo que representa un problema  para el constructor, quien habiendo presentado la propuesta para el Materno Infantil en diciembre de 2011 no podría enfrentar los precios hoy.

Gobernación cambió
la obra de lugar
Consultado el secretario de Obras Públicas de la Gobernación, Ciro Vargas, sobre el cambio de terreno y la no correspondencia del diseño final, dijo que se trata de un proyecto que proviene de la gestión de Mario Cossío; pero señaló que la actual Gobernación dio viabilidad al mismo y cambió la obra de ubicación, de tal manera aclaró que el suelo de los anteriores predios cercanos al hospital San Juan de Dios no era el adecuado para la construcción del Hospital Materno Infantil.
Explicó que como Gobernación decidieron el cambio de lugar del proyecto basados en un estudio para buscar un nuevo terreno y emplazamiento a la estructura de dimensión. “Ahora se construye en los antiguos predios del Servicio Nacional de Caminos”, dijo. En cuanto a las modificaciones, manifestó que éstas se realizan de forma paulatina bajo supervisión, es decir, “sobre la marcha”.
El director de Infraestructura de la Secretaría de Obras Públicas de la Gobernación, Eduardo Miranda, reconoció las fallas, por lo que dijo que uno de los problemas es  un mal cálculo en los suelos que no fueron previstos para que resistan la carga, como un helipuerto en la parte superior o los equipos médico que llegan a pesar hasta doce toneladas.

Observaciones ¿El mismo
error que en la Villa Olímpica?
Según las normas de contrataciones vigentes, está prohibido licitar obras sin antes tener diseños finales actualizados y debidamente revisados y aprobados. La falta a esta prohibición está penada por ley. Según expertos consultados por El País, en este caso no se debió cambiar la ubicación de la obra sin antes tener un diseño final actualizado.
Recordando una anterior entrevista sobre la paralizada Villa Olímpica, la secretaria de Justicia de la Gobernación, Sandra Gutiérrez, dijo que la principal falencia de dicha obra es que no tenía un diseño final, sino que se ejecutaba “sobre la marcha”.
En este caso el conflicto es similar, al haberse cambiado el lugar de la obra, el diseño final deberá cambiar en su totalidad. Dicha tarea, según Vargas, se realiza poco a poco.

Sobre el tiempo
verdadero de la obra
Según Vargas, este proyecto se construye desde agosto de 2012 y tiene un tiempo para su acabado hasta 2014. Sin embargo, dentro del detalle de contrataciones de la Gobernación, facilitado por el director de
Contrataciones a El País; la fecha de inicio de contrato para el hospital Materno Infantil es el 9 de marzo de 2012 con un plazo de 540 días calendario para su acabado. En base a un sencillo cálculo sobre estos datos, la obra debería estar concluida en septiembre de 2013, aproximadamente, y no en 2014.
Consultado sobre este tema el superintendente de la obra, José Gustavo Zamora, dijo que las empresas que conforman la asociación accidental son responsables, sin embargo, aclaró que por los cambios que se están introduciendo debido a las variaciones, se requerirán al menos unos seiscientos sesenta días para concluir la obra completa a partir de la fecha, si se llegarían a resolver los problemas actuales.

¿Preocupación sin salida?
“Supongamos que se reinician los trabajos, pero ahí se cae en el tema legal y se puede afirmar que hay un enriquecimiento ilícito porque la entidad (Gobernación) se beneficia ya de esos precios que se cotizaron en 2011. La norma impide los reajustes, pero tampoco prevé que podamos financiar esta obra”, dijo el superintendente de la obra.

Detalles de la reunión

Al promediar las diez de la mañana de ayer, con la presencia de instituciones y organizaciones que están preocupadas porque se diga la verdad respecto a que si se construirá o no la deseada edificación del hospital Materno Infantil, se llevó a cabo una reunión de evaluación, donde se expuso el fondo del conflicto.  
En representación de las organizaciones e  instituciones tarijeñas estuvieron: Simona Garzón, Wanda Martínez y Rosario Michel Ávila del Comité Cívico Femenino; Limbania Mansilla, de la Asociación de Mujeres Profesionales Universitarias; la senadora Dora Burgos de Pereira y la diputada Patricia Paputzakis.
También asistieron Walter Mogro, presidente del Comité Cívico; el secretario de Obras Públicas de la Gobernación, Ciro Vargas; Juan Carlos Oquendo Herrera, presidente del Colegio Médico;  José Gustavo Zamora, superintendente de obras de la asociación accidental CBI Asociados, y el ingeniero  Rodrigo Alcoba Trujillo, gerente de Supervisión.
La reunión estuvo dirigida por la senadora Burgos y por más de dos horas y media se fueron escuchando en forma ordenada los planteamientos, observaciones y requerimientos.

Visto 951 veces

Le puede interesar también...

JT Fixed Display