Azucarera San Buenaventura. Azucarera San Buenaventura. Foto: todologística

BCB desembolsó Bs 34.144 millones en créditos concesionales a cinco empresas estatales

Escrito por  ANF Mar 26, 2018

En su rendición de cuentas, el presidente del BCB, Pablo Ramos, no desglosó el estado financiero de las empresas públicas denominadas “estratégicas”, ni tampoco mencionó la situación de varias empresas estatales declaradas en quiebra.

Al 28 de febrero, el Banco Central de Bolivia (BCB) desembolsó Bs 34.144 millones en créditos extraordinarios concesionales a favor de cinco empresas públicas nacionales estratégicas (EPNE).

Durante la rendición pública de cuentas inicial 2018, el asesor principal de Política Económica del BCB, Raúl Mendoza señaló que desde 2009 se autorizó al BCB a otorgar créditos extraordinarios concesionales a las EPNE para coadyuvar en la diversificación de la matriz productiva, seguridad energética y, seguridad y soberanía alimentaria del país.

En ese sentido, dijo que el BCB desembolsó Bs 34.144 millones en créditos a largo plazo y bajas tasas de interés para las empresas públicas consideradas estratégicas.

Del total del monto desembolsado, Bs 13.434 millones fueron para YPFB; Bs 15.422 millones para la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE); Bs 3.407 millones para Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB); Bs 1.821 millones para la Empresa Azucarera San Buenaventura (EASBA) y Bs 60 millones para la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH).

“Actualmente estas empresas se encuentran cumpliendo con los pagos de intereses y capital (…). Tenemos la obligación de dar cumplimiento a lo establecido en la normativa vigente en lo que respecta a los créditos a las empresas públicas”, señaló.

Por su parte, el presidente del BCB, Pablo Ramos, señaló que los créditos para las empresas públicas son créditos de inversión. “Los recursos asignados para el ingenio azucarero, para la planta de urea y amoniaco, para instalación de hidroeléctricas (…) son créditos que van a crear una riqueza tangible renovable que más tarde dará una capacidad de producción”, explicó.

 

Empresas en quiebra

En su rendición de cuentas, el presidente del BCB, Pablo Ramos, no desglosó el estado financiero de las empresas públicas denominadas “estratégicas”, ni tampoco mencionó la situación de varias empresas estatales declaradas en quiebra.

En los últimos años como resultado de una mala gestión administrativa y gerencial, la Empresa Pública Nacional Estratégica de Textiles (Enatex) cerró durante la gestión de la exministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, dejando en la calle a más de 1.000 trabajadores. Del hecho se responsabilizó a la exministra Teresa Morales por la situación.

La Empresa de Correos Bolivia (Ecobol) también cerró en febrero tras una larga agonía. El Gobierno determinó pagar los derechos sociales a más de 400 empleados y reemplazar la entidad por una operadora postal.

Actualmente, el sindicato de trabajadores de la Federación de Trabajadores de Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Aeronavegación Aérea (AASANA) se declaró en estado de emergencia tras admitir un estado de insostenibilidad económica y ante los anuncios de una posible fusión con la Dirección General de Aeronáutica.

Los casi 900 dependientes de AASANA, en su mayoría con más de 20 años de antigüedad, se aferran a la Ley General del Trabajo y rechazan su transición a la Ley 2027 del Estatuto del Funcionario Público.

Vea también:

BCB desembolsó Bs 34.144 millones en créditos concesionales a cinco empresas estatales