Monique Chemillier, abogada del equipo internacional de Bolivia. Monique Chemillier, abogada del equipo internacional de Bolivia. Foto: Captura BTV

Monique Chemillier: "Chile asume el personaje de carcelero de un pueblo cautivo"

Escrito por  ANF Mar 26, 2018

Chile está condicionada por el objetivo general de la Carta de Naciones Unidas que establece que los diferendos internacionales deben resolverse para que la paz y la justicia no sean puestos en peligro, afirmó la jurista Monique Chemillier  durante el cierre de los alegatos orales de Bolivia ante La Haya.

En la parte central de la defensa boliviana, recordó que Chile siempre ha tenido la disposición para negociar y que “se ha arraigado en el proceso de negociación y, por tanto, confirma que hay que negociar con miras a concluir en un acuerdo”.

Advirtió que Chile no puede declarar “con tal frecuencia querer negociar un acceso soberano al mar y pretender hoy, que aquí, esas palabras no comprometen a nada”.

Dejó sentado que “Bolivia ha sido víctima de una injusticia que surge a partir de una relación de poder desigual” y que “en el corazón de cada boliviano se anida esa injusticia y cada chileno sabe en qué consiste esa injusticia”.

“Chile asume el personaje de carcelero de un pueblo cautivo” sentenció Chemillier y lamentó que ahora ante la Corte Internacional de Justicia Chile pretenda sacar de su denominación el término “Justicia” simplemente porque le “incomoda”.

Según la jurista, Chile parece satisfacerse de una paz injusta basada en el Tratado de 1904 “sin querer recorrer el resto del camino para asegurar la autentica reconciliación entre los dos pueblos”, pero a pesar de sus intentos “la historia se impone puesto que en un siglo encontramos los elementos que muestran las promesas de acceso al mar que Bolivia pide que Chile cumpla”.

Destacó que todas las veces que Chile se comprometió a resolver el enclaustramiento marítimo “ha hecho nacer en el corazón de cada boliviano y cada boliviana, como llamamos en derecho, expectativas legítimas”.

“Chile no puede echarse atrás”, advirtió Chemillier y aseguró que la Corte “se encuentra ante una situación donde podrá aplicar su jurisprudencia que no apunta en el sentido que pide Chile”.

Dijo que durante todo el proceso Chile ha mostrado que  tiene una concepción de la negociaciones extraña al derecho y que pretende que  “negociar dependería del poder soberano o discrecional del estado”.

“Bolivia acude a la corte porque en otros diferendos declaró que la negociación debe sujetarse al derecho”, puntualizó.