El petróleo toca los $us 65, augura recursos adicionales para el 2018

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Ene 13, 2018

Con el corazón en un puño han recibido las autoridades este 2018 en lo que a cotización del barril de petróleo se refiere. Ayer se cerró la mejor semana en tres años con el West Texas Intermediate (WTI) de referencia para Bolivia cotizando por encima de los 64,5 dólares y consolidando la lenta recuperación desde que tocó mínimos de 30 hace ahora dos años.


Los analistas vuelven a hacer números e hipótesis sobre el corto, mediano y largo plazo y se van incorporando nuevos paradigmas. En 2014, cuando el barril cotizaba por encima de los 100 dólares, aseguraban que “petróleo barato nunca más”. A finales de 2014 cuando el precio empezó a desmoronarse por la consolidación competitiva del shale gas, siendo rentable en horquillas de 30 y 40 dólares, se aseguró que “petróleo a 100 dólares nunca más”.
En la actualidad las principales casas de análisis apenas aciertan a hacer pronósticos a corto plazo bajo las premisas de que, con el shale, hay petróleo para rato y que no hay riesgo real de una escalada bélica en el Golfo más allá de la teatralización del presidente estadounidense Donald Trump. Ahora bien, también toman en cuenta que los buenos propósitos de la Cumbre del Clima de París no se harán realidad de la noche a la mañana y que la inversión en tecnología está aún demorada. El mercado se ha estrechado y el temor a una sobreoferta de oro negro ha desaparecido. Conclusión, los precios se estabilizan en un rango moderado.

Recursos adicionales
Traducido a lo local, para Tarija son buenas noticias. El presupuesto General del Estado para 2018 contemplaba un barril de petróleo a 45 dólares en el cuadro macroeconómico, lo que suponía un escenario conservador respecto a las proyecciones que, en pocos casos, quedaban por debajo de los 50 dólares.
El precio del barril de petróleo sirve de referencia para calcular el precio del gas exportado a Brasil y Argentina y por tanto, para calcular los ingresos de regalías que el departamento percibirá.
El presupuesto 2018 para Tarija contempla aproximadamente 1.100 millones de regalías, de las que el 45 por ciento se van al Chaco en su presupuesto diferenciado. Mientras se sostenga el volumen de exportación, sobre el que el presupuesto también es conservador estimando una demanda de Brasil en mínimos de contrato, es decir, sobre los 24 millones de metros cúbicos que debe pagar obligatoriamente, los augurios se hacen positivos.
Las fórmulas de cálculo se actualizan cada tres meses y se liquidan con esa misma periodicidad, pero en cualquier caso el barril de petróleo está cotizando entre 10 y 15 dólares por encima de la previsión del Gobierno, lo que traducido a los precios del gas equivaldría a elevar regalía entre el 20 y el 25 por ciento.
Si el precio del petróleo se sostiene en los 60 dólares, Tarija podría percibir entre 200 y 300 millones de bolivianos extras en el presupuesto a final de año. Una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que la Gobernación está acudiendo a mecanismo de financiamiento privado con tasas por encima del 4,5 por ciento para poder pagar proyectos acabados o en alto grado de avance y así culminar las obras estratégicas del departamento.

Gobernación espera los fideicomisos del Gobierno

La capacidad de endeudamiento de la Gobernación de Tarija se estimó en algo más de 300 millones de dólares luego de la actualización de los precios del petróleo y rondaría los 180 millones de dólares tras la separación presupuestaria del Chaco. Actualmente hay fideicomisos por unos 250 millones de bolivianos además del crédito bancario con entidades privadas de algo más de 170 millones de bolivianos.

Lo más leído hoy