Jueves, 23 Noviembre 2017

YPFB declara desierta licitación para certificar reservas de gas

Escrito por  Redacción Central/El País eN Nov 15, 2017

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) declaró desierta la licitación convocada para certificar las reservas de gas y petróleo del Estado Plurinacional de Bolivia. Así consta en la página web de la estatal petrolera donde se informa de la declaración por parte del Responsable Para Contrataciones (RPC), Sergio Guevara Nina.

El documento publicado, aún con fecha del 7 de noviembre, indica que se toma la decisión en aplicación al inciso b del artículo 29 del Reglamento de Contrataciones de Bienes y Servicios en el marco del decreto Supremo 29506 que señala “si la o las propuestas no hubieran cumplido con los requisitos del Documento Base de Contratación”.
El proceso de licitación lanzado en octubre tenía plazo de presentación de propuestas hasta el 1 de noviembre, fecha en la que se presentaron seis empresas: Netherland, Sewell y Asociados; Miller y Lents LTD; Beicip Franlab; Sproule International Limited; Gaffney, Cline y Asociados; FDC de Argentina SRL.
De acuerdo al acta de apertura de sobres, también publicada en la página de YPFB, las seis empresas cumplieron con la documentación solicitada en ese acto, lo que no quita que en un análisis posterior se encontraran otros defectos. Las fuentes consultadas de YPFB eludieron dar mayores detalles al respecto.

Trabajo técnico
La licitación tenía por objeto cuantificar y certificar las reservas de hidrocarburos en el país a 31 de diciembre, para ello, la adjudicataria recibiría toda la información de parte de Yacimientos relacionada a los 18 campos petroleros y los 43 campos gasíferos operativos en el país.
El proceso preveía la validación del modelo estático, la revisión de las pruebas de pozo realizadas por los diferentes operadores, la validación de fluidos en base a la selección de los datos disponibles relativos a análisis de muestras y finalmente la cuantificación y certificación.
La metodología propuesta contemplaba la revisión de la información proporcionada por YPFB, el desarrollo del trabajo aplicando los métodos internacionalmente validados, reuniones con los operadores antes de la entrega final del trabajo.
El trabajo debía completarse antes del 31 de diciembre. Con la caída del proceso se complica que se pueda realizar en el plazo estipulado.

Un instrumento necesario
La certificación de reservas es un instrumento de planificación que es obligatorio anualmente de acuerdo a la normativa de Yacimientos pero que, paradójicamente, no se ha realizado desde el año 2012. Los resultados publicados en 2013 hablaban de 10,45 trillones de pies cúbicos de gas.
La ausencia de descubrimientos notables de nuevas reservas unido a la demora en contratar la certificación, además de algunas dudas vertidas desde Argentina, el segundo comprador más importante, y las intenciones de Brasil de reducir la compra a partir de la expiración del contrato en 2019 generaron dudas entre expertos, aprovechadas desde las filas de la oposición para cuestionar la credibilidad del sistema.
El vicepresidente Álvaro García Linera aseguró en julio que ya se habían contratado las empresas certificadoras, sin embargo no fue hasta octubre cuando se lanzó la licitación que ahora ha quedado desierta.
Tanto el Ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, como el vicepresidente Álvaro García Linera se mostraron optimistas sobre los resultados que debía arrojar la certificación, al considerar que se ha logrado reponer lo consumido con los diferentes descubrimientos y puestas en servicio de reservas probables que pasaron a ser probados.

 

el
apunte

La tasa de reposición de reservas, a examen

El Ministro de Hidrocarburos Luis Alberto Sánchez pidió confianza en las reservas del país y aseguró que se han logrado tasas de reposición suficientes. Aproximadamente cada año se consumen 0,6 trillones de pies cúbicos con la exportación a Brasil, Argentina y el consumo interno.
Los últimos pozos en funcionamiento se ubicaron en Incahuasi y el Huacaya 2. En 2018 se espera que se incorporen reservas con la exploración en Boyuy, al sur de Margarita.