Jueves, 23 Noviembre 2017

Gobernaciones presionan por lograr acuerdo en Pacto Fiscal

Escrito por  Gustavo Márquez/El País En Nov 15, 2017

Las gobernaciones, municipios y representantes de las autonomías indígenas presentaron el pasado sábado sus propuestas en el marco a la redistribución de los recursos, mismas que serán analizadas en la última reunión del Pacto Fiscal programada para este miércoles 15 de noviembre en la ciudad de La Paz, donde se analizará la viabilidad de 25 opciones de financiamiento con fuentes de recursos públicos.

Al momento, el departamento de Tarija, La Paz y Santa Cruz, cuyas gobernaciones son consideradas de oposición, tienen una línea similar que apunta a la redistribución de los recursos de coparticipación tributaria, planteando que el Gobierno administre de un 50 a 60 por ciento de estos recursos, dejando el resto para los departamentos.
Como antecedente a esta reunión, el viceministro de Autonomías, Hugo Siles, advirtió que es inamovible la redistribución de los recursos por concepto de la coparticipación tributaria, que equivale al 75 por ciento del Presupuesto General del Estado (PGE), y de eso tienen conciencia las gobernaciones de La Paz, Santa Cruz y Tarija.
“Hemos escuchado las tres propuestas que piden la redistribución de recursos de la coparticipación tributaria que equivale al 75% que tiene el Tesoro General del Estado, pero estamos hablando que de esos recursos se reparten de la siguiente manera: el 30% se va para educación, el 11% a salud, el 18% a pensiones, el 6% para las Fuerzas Armadas, el otro 6% a la Policía y tan solo el 3% es para la administración central”, señaló en entrevista con ANF.
El secretario de Gestión Institucional de la Gobernación de Tarija, Rubén Ardaya, expresó que esperan que hoy se dé la voluntad política para resolver los problemas que asfixian a los Gobiernos Autónomos Departamentales, que administran solo el 8 por ciento de los recursos estatales. Situación que les deja en la incapacidad para ejecutar sus competencias, que son inviables sin una modificación del actual régimen del presupuesto general del Estado con las gobernaciones que se enmarque en lo que dicta la Constitución Política vigente.
Para Ardaya todo pasa por una decisión política del presidente Evo Morales, y hasta ahora se ve al Pacto Fiscal como un instrumento que podría generar en lo posterior un desarrollo común en el país. “Si el Gobierno tiene voluntad política va a haber un Pacto Fiscal, si no tiene voluntad política y quiere seguir concentrando el 84 por ciento de los recursos nacionales vamos a seguir como estamos y habrá que preguntarse cual será entonces el papel de los Gobiernos Departamentales”, expresó.
El presidente de la Asociación de Municipios de Tarija (AMT), Álvaro Ruiz, sostuvo que las expectativas para el encuentro a realizarse hoy son positivas, y se espera que se lleguen a consensos entre los protagonistas que conlleven un beneficio para el desarrollo del departamento.
Por su parte, el presidente de la Asamblea Regional del Gran Chaco, Mario Aldana Alba, como delegado de su región en el Consejo de Autonomías, indicó que se logró quitar del debate los recursos que perciben de regalías, y que ahora el tema se centra en las fuentes de recursos que serán “aperturadas” para los departamentos.
El asambleísta de Camino al Cambio (CC), Mauricio Lea Plaza, manifestó que esta es una etapa decisiva en la que se verá la posibilidad de materializar las agendas de desarrollo devenidas del proceso autonómico. Sin embargo, señaló que existen dos enfoques marcados, el del Gobierno y algunas de las Gobernaciones, y que con la postura ya expresada por Siles, se estaría cerrando la posibilidad de lograr un pacto propiamente dicho.

Gestión sostenible
El principal argumento que esgrimen las regiones departamentales es que se ha dificultado la gestión al vincularse casi exclusivamente a los ingresos derivados de la renta petrolera. En ese sentido, solicitan que se pueda distribuir la renta de la coparticipación, ya que tiene un carácter estable y está vinculada más claramente al dinamismo del país.
La situación de Tarija, endeudada notablemente por la cantidad de proyectos comprometidos durante la gestión de Lino Condori cuando los hidrocarburos estaban altos, ha servido de ejemplo.
Según el secretario Ardaya, en el caso de que se acceda a una redistribución de los recursos tal como manda la Ley Marco, Tarija podría llegar a obtener un mínimo de 500 millones de bolivianos.

el
apunte

¿Qué es la Coparticipación Tributaria?

La Coparticipación Tributaria es la suma de los siguientes Impuestos: Al Valor Agregado (IVA), Régimen Complementario del IVA (RC-IVA), a la Renta Presunta de Empresas (IRPE), a las Transacciones (IT), a los Consumos Específicos (ICE), Gravamen Aduanero Consolidado (GAC), a las salidas al exterior.
De ese fondo único, las Universidades Públicas acceden a un 5 por ciento, los municipios al 20 por ciento y el Ministerio de Economía 75 por ciento.
Las Gobernaciones pretenden ingresar en el reparto para obtener recursos estables con los que financiar los servicios y proyectos y ni depender de la volatilidad de los precios del gas.