Fundavifa rechaza la despenalización del aborto

La Fundación Vida y Familia (Fundavifa) y la red de instituciones Pro Vida de Bolivia, reunidos en los últimos días en un V Encuentro Nacional para tratar el tema aborto en la ciudad de Cochabamba, resolvieron emitir un pronunciamiento que rechaza enfáticamente la propuesta de despenalizar el aborto en Bolivia.
“Como mujeres y hombres de fe, tenemos conciencia de que la despenalización del aborto sería legalizar un crimen abominable”, señala parte del manifiesto consensuado por diferentes instituciones.
El presidente de Fundavifa, Cristóbal Bialasik, manifestó su rechazo ante la propuesta de despenalizar el aborto en el país, como da cuenta en informaciones divulgadas por algunos medio de comunicación a nivel nacional.
“Los promotores de esta despenalización la promueven presentando abultadas estadísticas de un supuesto índice de mortalidad materna, misma que serían consecuencias de prácticas ilegales de abortos y que con dicha despenalización habría una disminución. Por esta razón quienes estamos comprometidos en la defensa de la vida desde su concepción hasta la muerte natural, refutamos tremenda falsedad”, subrayó.
Bialasik desmintió que la mortalidad materna en Bolivia sea deba a la mala praxis de abortos, argumentando que el alto índice de este tema tiene relación más con otros factores como enfermedades recurrentes, desnutrición y violencia intrafamiliar.
Señaló que despenalizar el aborto sería legitimar la forma de violencia más brutal, no sólo en contra del niño por nacer, sino en contra de la mujer misma, tanto en lo físico, psicológico y espiritual.
Las consecuencias no sólo afectarían de gran manera la salud de las personas – dijo – sino también la reputación del área médica de la ginecológica, endocrinológica y neurológica, mismas que se encuentran respaldadas científica y medicamente.
Destacó que los riesgos psicológicos son los más graves, como por ejemplo el “síndrome post-aborto”, caracterizado por sentimientos de culpa, trastorno del sueño, (insomnio y pesadillas), trastornos emocionales, depresión, consumo excesivo de alcohol, tabaco, drogas e incluso el suicidio para personas que se hicieron practicar un aborto.
Países en los que la ley protege la vida sin permitir la práctica del aborto, presentan bajos índices de mortalidad, manifestó, razón por lo que en lugar de despenalizar el aborto se debe fortalecer y mejorar la calidad de los servicios de salud.

Archivo Campeón

  1. Lo más leído
  2. Editorial

Redes Sociales

El País eN @ 2014 | Grupo Boquerón Multimedia Tarija | Noticias de Tarija Bolivia para el mundo | Web desarrollada por alvoluksic.com