Miércoles, 21 Febrero 2018

Arribo de Neymar al Madrid no es sólo cuestión de dinero

Escrito por  AGENCIAS Ene 20, 2018

Todo el mundo habla de Neymar. Por sus goles, por sus gestos, por su malestar en París y por su posible traspaso en el próximo verano, pero todo aquel que lo hace se olvida de un pequeño detalle, que no es otro que un estado como Qatar pagó 222 millones de euros por su fichaje a cambio de 35 millones de euros por temporada.

Se habla del Real Madrid como posible destino y la verdad es que el club blanco se mueve en esa línea de intentar o no iniciar unas negociaciones complicadas, de un complicado jugador, pero llamado a ser el mejor a poco que se lo proponga y encuentre el marco idóneo.
En el Santiago Bernabéu no paran de llegar mensajes del supuesto entorno de Neymar que hablan del malestar que vive el brasileño en París, aumentado en los últimos días tras la censura por parte de la afición parisina de no permitir que Cavani lanzara un penalti ante el Dijon con el partido más que resuelto. Otros dicen que ha confesado a su ex del Barcelona que quiere regresar a España, que añora LaLiga y la competencia del campeonato español.
Mientras esto pasa, el delantero sigue a lo suyo que no es otra cosa que marcando goles y opositando a ese trono que han hecho suyo en la última década Messi y Cristiano Ronaldo, al que algunos ven en el PSG ante la petición del portugués de cambiar de aires en un futuro próximo. El portugués siempre ha sido objeto de deseo de Al Khelaifi, presidente que no propietario del PSG.
Y es que el verdadero dueño de la ficha de Neymar no es otro que el estado de Qatar a través de un grupo inversor, que próximamente pasará por el examen financiero de la UEFA ante sus elevados gastos a la hora de fichar jugadores. Florentino Pérez ya ha intentado fichar en dos ocasiones al jugador, pero sabe que esta la más complicada por el músculo financiero que hay detrás, motivo por el que nunca se plantea un escenario hostil hacia el PSG.
Dentro del club blanco hay voces que piden al presidente retirarse de una historia complicada y con visos de no acabar bien. No se fían del entorno (padre) del jugador e intuyen que la empresa puede ser de mucho desgaste y el Real Madrid necesita fichar y rápido.
Sin embargo hay otros, la mayoría, que pide a Florentino Pérez ese esfuerzo (el club tiene 200 millones de euros para fichar, más lo que pueda sacar por posibles traspasos) por conseguir el fichaje de un jugador llamado a ser el número uno y el único capaz de ocupar el espacio mediático y comercial que dejaría la supuesta marcha de Cristiano Ronaldo (complicado que compartan espacio). El debate existe, pero la operación está en marcha, al menos en la cabeza de los que mandan en el Real Madrid.
El PSG, en este escenario convulso por muchos factores, ha decidido blindar a Neymar. No quiere que se exponga mediáticamente, ya que le consideran la imagen del club y no les gusta que se hable de su futuro como si el equipo parisino no perteneciera por derecho propio a los grandes de Europa.